decouvrir-le-patrimoine.mp4
SOLO O EN DUODescubrir el patrimonio

Descubrir el patrimonio

Viajar por el Vallespir significa descubrir un territorio con un importante patrimonio histórico, cultural y natural.

Patrimonio histórico

El Vallespir ha heredado un importante patrimonio histórico. Estos son algunos de los sitios que no se pueden perder.

El Puente del Diablo: de Céret

El Puente del Diablo, verdadera obra maestra de la arquitectura medieval construido en 1321, se encuentra a la entrada de la ciudad de Céret. Un legendario puente de piedra con un solo arco que data del siglo XIV y pasa por encima del río Tech a una altura de 25 metros. Rehabilitado a lo largo de los siglos y catalogado como Monumento Histórico desde 1840, ¡merece la pena visitarlo!

Según la leyenda, en 1321 los habitantes de Céret asistieron por enésima vez a la destrucción de su pasarela arrastrada por las crecidas del Tech. Decidieron recurrir a los numerosos arquitectos del departamento que rechazaron el proyecto. Sólo uno aceptó el reto. Varios intentos de construir el puente fracasaron, lo que llevó a un pacto entre el diablo y el arquitecto: en una noche, el puente sería construido por el ángel caído a cambio de la primera alma que lo cruzara. El arquitecto, invadido por el remordimiento, decidió dejar cruzar a un gato. El Diablo, muy sorprendido, se olvidó de poner la última piedra que aún falta hoy en día al edificio.

El Fuerte de Bellegarde en el Perthus

Actualmente accesible únicamente por las afueras

El Fuerte de Bellegarde, situado en Le Perthus, es una fortificación del siglo XVII basada en fortificaciones anteriores. No fue hasta 1659 cuando la fortaleza pasó a ser francesa, con la firma del Tratado de los Pirineos que unía Rosellón, Conflent y Cerdaña a Francia. Esta misma fecha marca la verdadera importancia estratégica del edificio. Siguió un periodo de guerra interrumpida entre Francia y España. Los franceses se dedicaron a construir una moderna ciudadela lo suficientemente poderosa como para repeler a cualquier ejército. Mientras se realizaban las obras, en 1674, fuerte las tropas españolas tomaron el Fuerte y decidieron aportar sus propias modificaciones. Los franceses los desalojaron unos meses después y la obra nunca se completó. El fuerte actual será estructurado por Vauban.
La fortaleza fue después utilizada por Napoleón durante las campañas en Cataluña, y se transformó en una prisión durante la Segunda Guerra Mundial para la Gestapo contra los contrabandistas y los republicanos españoles, ya que Franco se había unido a Hitler. Hoy en día, el fuerte de Bellegarde está cerrado a las visitas, pero el puente levadizo y el emplazamiento de los restos de Panissar, un pequeño pueblo de la antigüedad, siguen siendo accesibles.

El sitio de Les Cluses

¿ Apasionados por la Historia ?

¡ El sitio de Les Cluses es para vosotros ! El sitio de Les Cluses es un sitio que conserva las huellas de los cruzes fronterizos desde la Antigüedad hasta la actualidad. A lo largo del río La Rome, la Via Domitia está dominada por un lado por un fuerte romano que data del siglo II. Pasaba por un estrecho desfiladero que era fácil de vigilar. La situación estratégica del lugar no escapó a los romanos, que lo convirtieron en un lugar de asentamiento. En Les Cluses se encontraron numerosas monedas que datan del año 350 d.C., menos de 60 años antes de la caída del imperio. Al otro lado de la Via Domitia, el Castell dels Moros, del siglo IV, podía albergar una guarnición. Se puede ver un tercer vestigio: el portorium, que permitía controlar las mercancías transfronterizas. Desde 2010, estos restos están clasificados como Monumentos Históricos. Además la iglesia de Saint Nazaire des Cluses Hautes es un raro edificio de tres naves y ábsides semicirculares enclavado en una muralla fortificada. Sus frescos del siglo XII son muy similares a los de la capilla de San Martín de Fenollar, en Maureillas-Las Illas.

Patrimonio Cultural y Religioso

El Vallespir también es conocido por su patrimonio cultural y religioso. De hecho, la zona está llena de iglesias y capillas notables.
Hacia un patrimonio cultural/religioso clasificado

La iglesia de Notre-Dame-del-Roure en Taillet

La iglesia de Notre Dame del Roure se encuentra en la aldea de La Roure, que conduce al pueblo de Taillet. Bastante pequeña, pero de aspecto elegante, el exterior consiste en un edificio rectangular con un pequeño campanario. El pequeño edificio también tiene su propia leyenda: una mujer que cuidaba su rebaño quedó intrigada por la actitud de su buey que se asomaba a las ramas de un roble. Descubrió una imagen de la Virgen enclavada en el follaje.  Los fragmentos del árbol sagrado se guardaron entonces en un armario y unas pocas fibras distribuidas a los peregrinos les ayudaban en su viaje. El pequeño edificio románico domina la llanura desde el siglo XII. Su capilla está llena de tesoros: un colorido retablo barroco del siglo XVII, frescos medievales con escenas narrativas, y Sant Galdric y Sant Isidro, protectores de las cosechas, sus dos vírgenes del siglo XVIII vestidas a la usanza catalana. Restaurada en 2000, la capilla fue clasificada como monumento histórico en 2006.

Está abierta al público previa solicitud al Ayuntamiento de Taillet (+334 68 39 42 65).

El « Pais de Arte e Historia Transfronterizo de los valles catalanes” (Pays d’Art et d’Histoire Transfrontalier des Vallées Catalanes) organiza visitas guiadas a la capilla de Notre-Dame-Del-Roure.

La Fuente de los 9 Caños

Erigida en 1313 bajo el reinado del rey Sanç I de Mallorca, esta original fuente de 9 caños es el símbolo de un territorio marcado por las revueltas: en el siglo XV, el rey Fernando II de Aragón coronó la fuente con un león, emblema de Castilla.
Después de la anexión del Rosellón (norte de Cataluña) a Francia, se inscribió en su base la frase «Venite Ceretens, leo factus est gallus» (Vengan ceretanos, el león se ha convertido en gallo). Y para reforzar el dominio francés sobre la población local, la cabeza del león se vuelve hacia el reino de Francia.

En esta plaza se estudiaron los términos del Tratado de los Pirineos (1659).
La fuente está clasificada como monumento histórico desde 1910.

La iglesia de Saint-Michel de Vivès

El pueblo de Vivès se desarrolló en torno a la iglesia de Saint-Michel siguiendo el modelo de las celleres que se encuentran en gran número en el Rosellón. La iglesia fue construida probablemente durante el siglo XII y alberga numerosos objetos protegidos como Monumentos Históricos, entre ellos un relicario del siglo XI, así como dos retablos dedicados a Saint-Michel, uno del siglo XVI y otro del siglo XVIII.

Un patrimonio natural excepcional

La cascada des Baoussous à Céret

En un rincón naturalmente paradisíaco de Céret, un sendero les guiará hasta la excepcional cascada de Baoussous. Prepárense para descubrir esta joya del Vallespir a la sombra de su vegetación. En las horas más calurosas del verano, es el lugar ideal para refrescarse y disfrutar de la naturaleza. Este camino sombreado no es muy largo. No obstante, les recomendamos que elijan un calzado adecuado para caminar por la montaña. Situado a media hora a pie del centro histórico de Céret, también pueden, si les apetece, continuar con la excursión señalizada en amarillo «Los balcones de Céret» durante 2 horas en plena naturaleza (enlace a la guía de senderismo).

Los lagos de Saint Jean Pla de Corts

¿ Le gusta el aire libre, la naturaleza y tener los pies en el agua ? Los lagos de Saint Jean Pla de Corts están hechos para ti.

Verdadero remanso de paz con el Canigo como telón de fondo, los lagos del municipio de Saint Jean Pla de Corts satisfarán los deseos de toda la familia. Para los aventureros, le esperan muchos proveedores de servicios con diferentes actividades. Desde la tirolina hasta el Aquajump, pasando por el paddle, el waterjump, el telesquí y sin olvidar los botes a pedales y las canoas, ¡seguro que encuentras algo a tu medida ! ¿ Le gustaría relajarse y desconectar ? Mesas de picnic, un lago dedicado a la natación y algunos restaurantes le satisfarán.
Para los más deportistas, el centro de ocio natural ofrece una pista de fitness, un paseo y una zona dedicada al running.

¡Un día en los lagos de Saint Jean Pla de Corts es la promesa de un día exitoso!

Puerto de l'Ullat en l'Albère

Situado a 936 metros de altitud, el Puerto de l’Ouillat es un lugar excepcional en el Vallespir, situado en el municipio de l’Albère. El Canigo, la montaña sagrada de los catalanes, les ofrece un magnífico panorama y una vista exceptional del valle. Los bosques de pinos y hayas les garantizan un cambio total de escenario. El Puerto de l’Ouillat es un lugar con un entorno rico y diverso, donde reinan la fauna y la flora.
Para los más deportistas, tómense uno de los numerosos senderos que les permitirán descubrir este entorno rico y diverso, y unos paisajes que cambian con las estaciones.

Para los menos deportistas, le esperan mesas de picnic a la sombra, paisajes salvajes y un soplo de aire fresco.

Mantengámonos conectados

Las últimas noticias y buenas ofertas se pueden encontrar en nuestro boletín mensual, ¡recíbalo por correo electrónico!