adobestock-132827070.jpg
©Eau Le Boulou
Relajación y BienestarTermalismo en Vallespir

Termalismo en Vallespir

Aquí están el cielo, el sol y el agua. Agua que vigoriza y agua que cura.

Enfermedades tratadas en las

Termas de Le Boulou

A lo largo de los siglos, la ciudad de Le Boulou se ha consolidado como balneario gracias a sus aguas, conocidas desde la Edad Media por sus virtudes curativas, y sus termas han acogido a agüistas en busca de bienestar. La particular composición química de sus aguas le confiere virtudes terapéuticas reconocidas por la Academia de Medicina. El valle es el escenario de numerosos manantiales termo-minerales. El agua brota aquí y allá desde las profundidades, cargada de minerales, tras varias décadas de viaje en la roca. Cobre, hierro, magnesio, calcio, potasio, cada manantial tiene una composición física y química única y constante. ¡Entonces burbujean! Su alto contenido en dióxido de carbono los hace naturalmente gaseosos. Y, por último, contienen bicarbonato sódico: son las únicas aguas con bicarbonato sódico de los Pirineos. También contienen numerosos minerales y oligoelementos: boro, cobre, hierro, flúor, litio, magnesio…

¿ Qué enfermedades se tratan en Le Boulou ?

El primer establecimiento termal trataba las enfermedades digestivas, hepáticas y metabólicas. Obviamente, está ligado al agua bicarbonatada-sódica, cuyas virtudes conocemos a nivel médico en este tipo de enfermedades. Al ser un agua naturalmente gaseosa, este gas se utiliza para tratar las enfermedades cardio-arteriales. La segunda orientación del establecimiento termal, además de las enfermedades digestivas y patológicas y metabólicas, son las enfermedades cardio-arteriales tratadas gracias al gas termal, disuelto naturalmente en el agua.

La historia del agua de Le Boulou

Las fuentes termales de Le Boulou no parecen haber sido explotadas por los romanos, probablemente debido a su baja temperatura, a diferencia de las fuentes termales de Amélie-les-Bains situadas no muy lejos. En 869, una carta de Carlos el Calvo menciona un manantial cerca de Saint-Martin de Fenollar (conocido como el manantial de Saint-Martin), utilizado entonces por los monjes de la abadía de Arles-sur-Tech. Conocidos desde la Edad Media por sus cualidades terapéuticas, los baños de Boulou, ricos en magnesio y sales minerales, gozan además de un microclima sorprendentemente agradable. Su éxito crece con la nueva moda del termalismo. La idea de crear baños termales tomó forma en 1840. El establecimiento abrió sus puertas en 1859. También en 1859 se explotó el manantial de Clémentine, luego el de Boulou en 1868 y el de Milieu en 1885. Estos manantiales fueron declarados de utilidad pública en 1898. La ciudad recibió incluso el nombre de «Vichy-du-Midi» en aquella época, lo que demuestra la importancia de esta actividad en la región.

Spa relajante

El balneario de Le Boulou también cuenta con un instituto de belleza, la Compagnie des SPA, abierto desde principios de marzo hasta mediados de diciembre. Encontrará masajes profundos y nutri-relajantes, hechos a medida en colaboración con Sothys, pero también magníficos rituales corporales y faciales en los 5 principales tratamientos de belleza ofrecidos.

MANTENGÁMONOS CONECTADOS

Las últimas noticias y buenas ofertas se pueden encontrar en nuestro boletín mensual, ¡ recíbalo por correo electrónico !